viernes, 19 de agosto de 2011

SATURNINOS Y VALENTINIANOS (DOCTRINAS HERETICAS)

SATURNINO

De éstos salieron Saturnino, original de Antioquía cerca de Dafnes, y Basílides. Uno en Siria y otro en Alejandría, ambos enseñaron doctrinas diversas. Saturnino, siguiendo a Menandro (un discípulo de Simón el mago), enseñó que hay un solo Padre, desconocido por todos. Este hizo a los ángeles, arcángeles, poderes y potestades. Siete de los ángeles crearon el mundo y todo cuanto hay en él. El hombre sería hechura de los ángeles, (pero con ayuda del Padre) que… envió una chispa de vida, que hizo al hombre enderezarse, ponerse en pie y vivir. Esta misma chispa de vida, una vez muerto el hombre, regresa a aquella que es de su misma naturaleza, mientras que el resto se disuelve en los elementos de los que ha sido sacado. Ireneo (180 d.C.) 

(Saturnino) enseñó que el Salvador no fue engendrado, ni tiene cuerpo ni figura, y que se dejó ver por los seres humanos sólo en apariencia. El Dios de los judíos sería uno de los ángeles. Y como el Padre quiso aniquilar a todos los principados, Cristo vino a destruir al Dios de los judíos, para salvar a los que creían en él: estos son los que tienen una chispa de su vida. Dijo que los ángeles habían formado dos razas de seres humanos, una malvada y otra buena. Y como los demonios prestaban su auxilio a los perversos, el Salvador vino para acabar con los hombres malvados y los demonios, y a salvar a los buenos. Ireneo (180 d.C.) 

Añade que casarse y ofrecer la vida (como los mártires) serían obras inventadas por Satanás. Muchos de sus seguidores se abstienen de comer carne de animales, y engañan a muchos hombres con su mala abstinencia disimulada. Los ángeles que hicieron el mundo serían los autores de unas profecías y Satanás lo sería de otras. Satanás sería también un ángel, pero enemigo de los que crearon el mundo, y sobre todo del Dios de los judíos. Ireneo (180 d.C.) 

VALENTINIANOS

Valentín, natural de Egipto, fue uno de los principales maestros gnósticos en los primeros años del segundo siglo. Éste construyó una elaborada cosmología de eones de ambos sexos que supuestamente gobiernan el universo. 

Valentín fue el primero en tomar los principios antiguos de la secta llamada ‘gnóstica’ para aplicarlos a las características de su propia doctrina. Ireneo (180 d.C.) 

Al mismo tiempo, los valentinianos niegan que jesús tomó algo material (en su naturaleza), debido a que la materia es incapaz de salvación. Más bien sostienen que la consumación de todas las cosas tomará lugar cuando todo lo espiritual haya sido formado y perfeccionado por medio de el gnosis (conocimiento). Y con esto, ellos se refieren al hombre espiritual que ha alcanzado el conocimiento perfecto de Dios y que ha sido iniciado dentro de estos misterios por Achamot. Y ellos se consideran ser este tipo de hombres… Por otro lado, afirman que los hombres carnales son instruídos en cosas carnales. Tales “hombres carnales” son reconocidos por sus obras y su fe simple; porque ellos no tienen el conocimiento perfecto (gnosis). Los valentinianos afirman que nosotros que pertenecemos a la iglesia somos personas carnales. Y es por esta razón, ellos sotienen, que las buenas obras son necesarias para nosotros. Pues de otro modo sería imposible para nostros ser salvos. Pero sostienen con seguridad que serán salvos, no por medio de sus obras, sino porque ellos son espirituales por naturaleza. Ireneo (180 d.C.) 

Valentín la definió de esta manera: había una Díada innombrable, uno de sus elementos se llamaba Inefable y el otro Silencio. Esta dualidad emitió una segunda dualidad, a uno de cuyos elementos llama Padre, y al otro Verdad. Esta cuaterna produjo como frutos al Verbo, a la vida, al hombre y a la iglesia. Este fue el primer conjunto de ocho. El Verbo y la vida emitieron las diez Potestades como arriba expusimos. Del hombre y la iglesia nacieron otras doce, una de las cuales apostató (del pléroma) y caída en la decadencia creó las demás cosas. Pone luego dos límites: uno entre el abismo y el pléroma, que separa a los eones que nacieron del Padre ingénito; la otra pone la separación entre la Madre de ellos y el pléroma. Ireneo (180 d.C.) 

El Cristo no habría sido emitido por los Eones del Pléroma; sino que la Madre, una vez que se halló fuera del Pléroma, lo engendró de acuerdo con las memorias que conservaba de las realidades superiores, y por eso lo dio a luz en una cierta sombra. Este, como nació masculino, se libró de la sombra y volvió al Pléroma. Entonces la Madre, abandonada en la sombra y privada de la substancia espiritual, emitió otro hijo. Este es el Demiurgo, a quien (Valentín) llama el Soberano universal de todos los seres que le están sometidos. Ireneo (180 d.C.) 

Valentín esperaba llegar a ser un obispo, ya que era un hombre inteligente y elocuente. Sin embargo, enojado al ver a otro que obtuvo la dignidad (de ser obispo)… se separó de la iglesia y de la fe verdadera. Así como los espíritus que (despertados por la ambición) se inflaman con un deseo de venganza, se entregó con toda su fuerza a exterminar la verdad. Tertuliano (197 d.C.) 

Es por esta razón que ellos no observan las obras como necesarias para ellos, ni le dan importancia a los deberes. E incluso evitan la necesidad del martirio sobre cualquier pretensión que satisfaga sus fantasías. Tertuliano (197 d.C.) 

El apóstol dio un golpe similar contra aquellos que afirman que “la resurrección ya se efectuó.” Tal opinión es declarada por los valentinianos. Tertuliano (197 d.C.) 

Los valentinianos son sin duda un gran cuerpo de herejes. Tertuliano (200 d.C.) 

Si tú haces preguntas sinceras y honestas a los valentinianos, ellos te responderán con una mirada severa y frunciendo la ceja, dirán: El tema es profundo… Por esta razón, nosotros somos considerados por ellos como ‘simples.’ Tertuliano (200 d.C.) 

Nosotros conocemos muy bien sobre su verdadero origen y sabemos porqué se llaman valentinianos, aunque ellos pretendan negar su nombre. Es cierto que se han separado de su fundador. No obstante, su origen aún está allí. Tertuliano (200 d.C.) 

En el presente, Axionicus de Antioquía es el único hombre que honra la memoria de Valentín, siguiendo sus reglas de manera completa. Pues, dicha herejía ha tomado diversas formas, así como una prostituta que cambia y ajusta su vestido todos los días. Tertuliano (200 d.C.) 

La herejía de Valentín está sin duda vinculada con las teorías pitagórica y platónica. Hipólito (225 d.C.) 

Valentín afirma que todos los profetas y la ley hablaron por medio del Demiurgo: un Dios necio. Y ellos eran necios también. Él dice que fue por esta razón que el Salvador declaró: “Todos los que vinieron antes de mí, son ladrones y asaltantes.” Hipólito (225 d.C.) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada